1. Vuelvo hacia todos lados y miro el Llano. Tanta y tamaña tierra para nada. Se le resbalan a uno los ojos al no encontrar cosa que los detenga. Sólo unas cuantas lagartijas salen a asomar la cabeza por encima de sus agujeros, y luego que sienten la tatema  del sol corren a esconderse en la sombrita de una piedra. Pero nosotros, cuando tengamos que trabajar aquí, ¿qué haremos para enfriarnos del sol, eh? Porque a nosotros nos dieron esta costra de tapetate para que la sembráramos.

    Juan Rulfo-Nos han dado la tierra.

     
  1. lacocinadelalma reblogged this from unolluvia
  2. brujainhibida reblogged this from unolluvia
  3. moriraslejos reblogged this from unolluvia
  4. unolluvia posted this